Por Alexis Socco

de-la-sotaEs un fanático de la tecnología. Su Twitter oficial @DelaSotaOk lo maneja él, desde un celular Samsung. El Facebook se lo deja a sus colaboradores. Su deporte preferido es el tenis -“si no juego todos los días me agarra culpa”- aunque también es futbolero: es hincha de Boca y de General Paz Juniors de Córdoba. José Manuel De la Sota se anotó en la carrera presidencial para 2015 por el Partido FE, liderado por Gerónimo “El Momo” Venegas. “No busco honores ni premios y tengo la experiencia para hacer que Argentina se reencuentre y se terminen las peleas”, dice el cordobés, que acepta las cargadas cuando son “de buena leche” y cree que puede reconciliar al país.

Se presenta con un afiche muy inspirado en el pop art, donde sólo se ve su cabello y sus iniciales. ¿Cómo toma las cargadas que le hacen por el pelo?
Acepto las cargadas y las críticas cuando son de buena leche. Y como muchos planteaban que yo tenía peluquín, dijimos “vamos a poner ese afiche para que vean que no tengo ninguna inhibición”. Lo del peluquín no es cierto, porque el implante me costó pelo por pelo (risas). Pero lo importante es lo que uno tiene dentro de la cabeza.

El color de su campaña es morado, tirando a violeta. ¿Por alguna razón particular?
Es solo un color, nos gustó, no pretendemos imponer colores. En Mar del Plata me pararon hombres y mujeres de Scioli vestidos de naranja, lo mismo me pasó con los de amarillo de Macri, después casi me pisa un tren de Randazzo y esquivé un avión de Massa que volaba bajo haciendo propaganda. Lo nuestro es más simple y cuesta menos.

¿El humor cordobés es un valor agregado en su campaña?
Argentina tiene que ser un país serio pero con habitantes que aprendamos a reírnos de nosotros mismos. Tenemos que dejar de ser tan tristones. El otro día escuchaba a un grupo que pega muy fuerte en los pibes, Los Beriso…

La Beriso, una banda de rock barrial.
¡La Beriso! Una de sus canciones es buenísima, dice que “les embola que la alegría sea sólo de los brasileños”. Si nosotros nos unimos y nos respetamos en la diversidad y la pluralidad, vamos a recuperar la alegría. Y los cordobeses nos reímos de nosotros mismos en defensa propia. No hay quien no cuente chistes en Córdoba, quien no soporte bromas ni tenga apodos. Siempre tenemos una ocurrencia, más que un chiste elaborado.

afichesdela

En los últimos días surgieron rumores de que usted participaría en el programa “Bailando por un sueño”. ¿Es sólo un rumor o estaría dispuesto a aceptar la oferta de Tinelli?
Me encanta el programa y lo veo cada vez que puedo. Y siento mucho cariño por Marcelo y lo que hace. Además bailo bien y canto mucho mejor. En principio, no tendría problemas en entrar al certamen. Eso sí, primero tiene que decidirse la Anita Martínez porque soy fan de ella y no bailaría con otra. Si por mi participación en el programa puedo llegar a más hogares, a más argentinos con mi mensaje, estaría muy contento. No creo que le haga ningún daño a la política. Es pasar un momento grato junto a la gente que está en su casa, sumado a que en el programa además se va a hablar de política, aunque sea un poquito.

¿Le gusta el cuarteto?
Me encanta. El cuarteto empezó siendo una mezcla de tarantela y pasodoble de los gringos y los gallegos, y terminó en una música merengada, con una influencia centroamericana. El el baile del cuarteto hace que el cordobés tenga una predisposición a mirar el futuro con alegría.

¿Es amigo de la Mona Jiménez?
Sí, claro, soy amigo de casi todos los cuarteteros cordobeses. Recuerdo la primera vez que los autoricé a tocar en el teatro Libertador San Martín, un lugar muy paquete, que lo diseñó Francesco Tamburini, el mismo arquitecto del teatro Colón de Buenos Aires. En Córdoba también hay sectores muy hipócritas, como en toda sociedad, y no querían que toquen en ese teatro. Y nosotros lo pusimos a disposición del cuarteto.

¿Al cuarteto sólo lo siguen las clases populares?
No, hoy al cuarteto lo bailan todas las clases sociales. El “Beso a Beso” de La Mona lo cantan todos.

Su hija Candelaria es periodista. ¿Está trabajando con usted en la campaña?
Sí, me ayuda con la campaña digital, en la comunicación en internet. La Cande es periodista de alma, le costó llevar el apellido en Córdoba, ¿quién le iba a dar trabajo a una De la Sota?  Los dueños de los medios habrán pensado que siempre iba a hablar bien de mí. Y no es así, es muy crítica cuando tiene que serlo. Estuvo muchos años en el diario Clarín, pero sintió que no la defendieron acabadamente cuando en una conferencia de prensa en el exterior Boudou la agredió a ella y a otro periodista de La Nación. Tuvo palabras realmente asquerosas.

Fue en 2010 en Washington. Boudou les dijo a su hija y a Martín Kanenguiser de La Nación “ustedes son como los que ayudaban a limpiar las cámaras de gas en el nazismo”.
Claro, y ella sintió que no hubo una defensa adecuada por parte de Clarín. Y me parece que ahí tomó la decisión de irse.

Ya que hablamos de periodismo, ¿posee medios partidarios en Córdoba?
Jamás. Yo goberné tres veces a Córdoba. Y nunca se me hubiera ocurrido tener una radio, un diario o un canal de televisión. Eso hubiera sido rechazado por los cordobeses. Nadie me perdonaría tener un “678”. Córdoba rechaza toda intromisión del Estado en la vida personal. Yo gobierno una provincia libertaria. Los cordobeses somos libres, no nos gusta que nos lleven de la nariz a ningún lado. Cada cordobés tiene su opinión y la dice.

Su frase de cabecera es “la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo“, de Nelson Mandela. Si quiere ser presidente deberá trabajar muy fuerte en esta área.
Estamos muy mal en educación. Es muy difícil ser padre hoy pero también es muy difícil ser maestro en estas condiciones. Nuestras maestras eran cariñosas pero nos corregían, si nos portábamos mal nos tiraban de la oreja y mi vieja me agarraba de la mano y me decía “ya vamos a hablar cuando lleguemos a casa”. Me esperaba el “psicólogo” en casa (hace el gesto de un chirlo). Hoy, si una maestra pone límites, viene la madre y la agarra a carterazos. Y si es una escuela de clase media-alta, el padre presenta un amparo por “discriminación al nene”. Cuando el nene lo que necesita es volver a las normas de urbanidad y respetar a los mayores. Todos tenemos responsabilidades, pero la principal responsabilidad es del que gobierna. Perón decía que “el pescado se pudre por la cabeza”, y si la cabeza no anda…

¿Cómo le cayó que su ex esposa Olga Ruitort sea precandidata a intendenta de Córdoba por el massismo?
La política tiene estas cosas. Los dirigentes tienen la libertad de asociarse con quien les parece que representan mejor sus ideales.

Adriana Nazario, su actual pareja, ¿también es funcionaria?
No, no es funcionaria. Está en la Fundación del Banco de Córdoba, pero es una actividad no rentada. Ella ha sido toda la vida productora agropecuaria y empresaria. Y actualmente coordina el programa de Desarrollo de Noroeste, que es la zona más desfavorecida de la provincia. A Adriana le dicen “La Gringa del Sur”, porque es de Río Cuarto y es muy rubia.

¿Cuál es su opinión sobre el caso de la muerte del fiscal Nisman?
La muerte del fiscal Nisman constituye un punto de inflexión, un quiebre que marca un antes y un después en la vida de la República. Es doloroso, grave y de enorme trascendencia simbólica. Nuestro futuro en parte dependerá de lo que seamos capaces de hacer ante semejante desquicio. Cuando se produce un hecho que altera el orden institucional, como fue la muerte del fiscal, todos debemos participar en la defensa de ese orden. Lo único que ha hecho el gobierno es opinar, tratar de influir de una u otra manera en el accionar de jueces y fiscales y estas actitudes son profundamente antirrepublicanas. El lamentable manoseo mediático, motivado por intereses políticos, suma desconfianza en los ciudadanos, agravios a la familia del fiscal, agravios a la inteligencia y la confianza de todos los argentinos de bien. Lo mismo ocurre cuando alguno de los candidatos busca obtener algún tipo de rédito o ventaja proselitista a través de declaraciones o acciones de campaña. Pisotean al difunto. Algo tan trascendente exige, como dije desde el primer día, la firme determinación de llegar hasta el fondo del tema y ésta es una responsabilidad que solo puede asumir la Corte Suprema, que debería supervisar y garantizar una investigación sin restricciones en vez de estar tan preocupada por el color partidario del eventual nuevo integrante que manda el gobierno. No creo que hoy haya ningún fiscal, ningún magistrado que actúe plenamente en libertad después de lo ocurrido. Las amenazas y la intimidación lamentablemente circulan por todos lados y pareciera que cualquier cosa es posible. Esto es algo que cada argentino debe repudiar. No sé si lo que el fiscal Nisman consideraba suficiente prueba para llegar a tamaña denuncia contra la Presidente y el Canciller estaba bien o mal. Lo que sí sé, es que él entendió que valía el riesgo. Y lo asumió. A Nisman lo mato la investigación. Saber si fue suicidio, homicidio o un peón en una guerra sucia de servicios de inteligencia, a favor o en contra del gobierno de la Presidenta, tiene que ser dilucidado de modo urgente por la justicia.

¿Por qué usted nunca “le pega” a Cristina?
En lo personal no le pego a nadie. En lo político he sido el opositor más duro que ha tenido este gobierno. Fui el único gobernador que le puso freno. Este gobierno ha hecho cosas muy malas, pero también otras buenas, como la Asignación Universal por Hijo, que igualmente fue un proyecto de Carrió.  Cuando digo que el gobierno de Cristina ha sido el más autoritario y el más antifederal que ha tenido Argentina desde que recuperamos la democracia, es un fundamento político. Lo político no se debe analizar desde lo personal. Si uno agrede, después es difícil tener diálogo con el otro.

¿Qué sectores empresariales apoyan su candidatura?
Por ahora ninguno. Quiero ser un presidente que no le deba favores a nadie. Los que me apoyen lo deben hacer porque confían, no por sacar ventaja. Aprendí que no hay que estar rodeado de adulones ni de alcahuetes. Yo perdí muchas veces, y eso deja una enseñanza. Quiero tener cerca a tipos que me digan “no”. Que me digan “me parece que usted no está haciendo esto bien”. Esos son los que te quieren. Los que te dicen siempre “sí” son chupamedias y chupasangre.

Ya lo descartaron en el 2003 por Néstor Kirchner. ¿Que tiene para ofrecer ahora?
Puedo reconciliar la Argentina, lograr un pacto entre todas las fuerzas políticas, económicas y sociales para que en 4 años le demos un nuevo rumbo al país. Quiero ser un presidente ciudadano, sin fueros, sin privilegios, sin decretos de necesidad y urgencia. El objetivo es promover el diálogo, hacer un país federal y renegociar el presente del país en el mundo, redefiniendo acuerdos con Brasil, Uruguay y Paraguay, con una nueva relación de cooperación con Estados Unidos y Europa y pensando en el Asia Pacífico.

¿Por qué se lanza por fuera del PJ?
El PJ está usurpado y la gente no está preocupada por las estructuras de un partido.  Estamos viviendo una democracia sin partidos. Hoy hay una democracia de candidatos. Los grandes partidos han tenido candidatos con dos caras, una electoral y otra en el gobierno, donde han hecho lo contrario de lo que prometieron. Es el momento de una transición, de un gobierno de unidad nacional.

Su campaña recién arranca. ¿Cuál es su objetivo?
Quiero pasar a la segunda vuelta y competir contra Scioli.

¿Le gana a Macri?
Sí.

http://i1.wp.com/revistanuezmoscada.com/wp-content/uploads/2015/03/de-la-sota.jpg?fit=1024%2C1024http://i1.wp.com/revistanuezmoscada.com/wp-content/uploads/2015/03/de-la-sota.jpg?resize=150%2C150NuezMoscadaEntrevistasde la sota,política
Por Alexis Socco Es un fanático de la tecnología. Su Twitter oficial @DelaSotaOk lo maneja él, desde un celular Samsung. El Facebook se lo deja a sus colaboradores. Su deporte preferido es el tenis -“si no juego todos los días me agarra culpa”- aunque también es futbolero: es hincha de...

Comentar con Facebook