Por Alexis Socco

zuninofotoAspiramos a seguir siendo críticos con todos, provocadores a riesgo de lo zarpado, rebeldes hasta de lo que nos pida un amigo”. Esa es la apuesta de Edi Zunino al frente de la revista más influyente de la Argentina. En esta entrevista, le cuenta a Nuez Moscada su opinión por el periodismo, responde las críticas a la revista y habla de su nuevo libro, ‘Periodistas en el Barro’.

Edi Zunino nació en 1963 y en la actualidad es el jefe de redacción de la revista Noticias. De vasta trayectoria en el periodismo gráfico, colaboró en los diarios La Voz y Sur, fue parte de la revistas TXT y 3 Puntos y en 1995, la Escuela de Periodismo de la Universidad de Florida, Estados Unidos, le otorgó el Premio a la Ética Periodística por registrar y difundir el intento de soborno por parte de un importante sindicalista para que no publicara un informe sobre sus propiedades. En 1998 recibió el Premio ADEPA/Clarín a la Libertad de Prensa, por una serie de columnas escritas mientras conducía el equipo de la revista Noticias dedicado a investigar el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas. Su primer libro fue ‘Patria o Medios’, editado en 2009.

Manifestás en uno de los capítulos de tu nuevo libro ‘Periodistas en el Barro’ que “los medios convencionales no saben aún qué hacer con Internet”. ¿Cómo ves esta actualidad de los medios gráficos, todo pasará por Internet en un futuro no muy lejano? ¿Notás que hay una gran pérdida de lectores en papel en detrimento de la web?
Hay que decirlo: los únicos que pronosticamos larga vida para el papel somos los que fabricamos productos en papel. En todo el mundo hay fuga de lectores y, sobre todo, falta de recambio generacional. Nadie en su sano juicio dentro de la industria, sin embargo, está dejando de ver cómo se traduce su experiencia a los multimedia y lo digital. El problema es que nadie le descubrió el agujero a ese mate desde el punto de vista de la rentabilidad. Las audiencias digitales todavía están en formación y liberadas, en cuanto a que no eligieron “su” editor en la red. Ven todo y arman su propio diario online desde infinitas ventanas. Tampoco creo que el papel tenga fecha de vencimiento ni de defunción. Su peso es cultural. Y lo que más tarda en morir es una cultura.

¿Por qué se te dio por hacer un libro sobre periodistas?
¿Por qué no? Mirá: en los 90, los periodistas fuimos los “actores” más amados de la gran escena nacional; en la última década, pasamos de ser los más canallas a recuperar un poco el crédito de la opinión pública, siempre llenando el vacío dejado por las minusválidas oposiciones a Menem y a los Kirchner. Creo que no fuimos tan buenos antes, ni ahora tan malos. Pero lo que menos creo es que seamos actores, aunque muchos periodistas se ven fascinados por la idea. Tanto, que el protagonismo excesivo de los periodistas como propaladores y escribanos de la falsa división de la Argentina entre lo K y lo anti K, llevó a muchos a convencerse de que su rol político, de un lado o del otro, era fundamental para defender la estabilidad del Gobierno como para debilitarla. Hubo peleas, traiciones, trampas, divorcios, metamorfosis, negocios, miserias y también razones profundas detrás de la pelea por el rating, la facturación y la libertad de expresión. Aparte no hice uno, sino dos libros sobre este punto tan intenso de la última década: primero ‘Patria o Medios: la loca guerra de los Kirchner por el control de la realidad’, en 2009; y ahora ‘Periodistas en el Barro’. No son la parte I y II de la misma historia, pero el que quiera verlos así también puede…

Roberto Guareschi, ex jefe de redacción de Clarín, en una entrevista que le hicimos en el número anterior de Nuez Moscada, dijo que el papel se iba a ir extinguiendo lentamente, cuando la generación que compra diarios o revistas vaya muriéndose.
Hay que prepararse a full para ser multimedia, digital y online. Quiero decir: todos haciendo todo, entrenándonos en el manejo de la tecnología y transmitiendo de inmediato. Lo que pase con el papel, es decir, qué día y a qué hora va a dejar de ser, me excede. No soy un profeta.

Siempre se dijo que las tapas de Noticias son ‘markertineras’, pero se sabe que lo que vende de una revista es la tapa. ¿Creés que a veces se les fue de las manos algún título que luego adentro no reflejaba el contenido?
Es que son marketineras y vendedoras. No veo el problema ahí. Los que critican eso, lo hacen porque no entienden nada, porque quieren decir algo que se supone políticamente correcto o porque preferirían que no se venda para vender ellos algo parecido. Los medios se venden. Hasta los gratuitos se venden. Hecho en Buenos Aires, la revista de la que viven un montón de discapacitados y homeless, se vende. Lo que pasa es que decir “ustedes venden” suena a insulto fácil. La moral de un medio es más alta cuanto más se vende, porque cuando vende menos, pasa a vender el contenido al mejor postor. Yo les vendo páginas a empresas legales que fabrican buenos productos y son anunciantes, y les vendo revistas a los lectores. Si quieren, mañana vendo pizzas. La otra cuestión es que “la tapa no sobrevende lo que hay adentro”. Otra chicana barata de cuarta. ¿Vos creés que yo soy tan pelotudo de pasarme la vida haciendo tapas sin fijarme que lo de afuera coincida con lo de adentro?  ¿Alguien puede creer que Noticias lleva 25 años como único jugador en el género de las newsmagazine y líder entre las revistas de alta gama porque los pelotudos son los lectores? Lo que tengo son mejores y peores tapas, porque no fabrico tornillos que siempre llevan exactamente la misma proporción de metales. Hay semanas en que te sobra y semanas en que te falta información. Hay semanas que estás más creativo y semanas que menos.

Pero las críticas existen.
A los que dicen esas pelotudeces, les preguntaría si cada vez que garchan lo hacen igual. Sería aburridísimo. El periodismo no es una fórmula industrial: en ese aspecto lo que sí debo cuidar es la calidad del papel, de la impresión, de la fotografía, de las técnicas de diseño, para que el lector se sienta tranquilo, respetado, tratado como siempre. Pero el lector sabe, incluso, que uno puede meter la pata. No viene a buscar profetas. Viene a buscar info, miradas, entretenimiento, agenda para salir y consumir… ¿Chingadas? En febrero dimos la primicia de que Tinelli estaba en conversaciones, inducidas por el Gobierno, para venderle Ideas del Sur a Cristóbal López. El plan incluía saltar del 13 a Telefe, pero no contamos con que Telefe también jugaba y no quería que Marcelo volviera allí. Nos emperramos con la info original y dijimos que el plan era llevarlo a Telefe, cuando en realidad era dejarlo afuera del 13 para que las imitaciones de políticos no jodieran la campaña K como en 2009. Quisimos dar todo por cerrado, hasta lo pronosticable… Pero bueno, ese el chiste de la periodicidad: te podés ir corrigiendo en tus imprecisiones y fallas.

noticias1En la entrevista que le hicimos a Lanata en el Número 1 dijo que “a Noticias se le agotó el formato, hace falta algo un poco más nuevo. Lo intenté con Veintitrés cuando salió, la idea era hacer algo más moderno que Noticias”. ¿Estás de acuerdo, hay una búsqueda para que no se ‘agote el formato’, para modernizar la revista, para atraer nuevos lectores?
El formato que viene es la tablet. Y Lanata, a quien respeto y quiero mucho pero tampoco es el profeta Abraham, tuvo sus flores de fracasos y dijo flor de pelotudeces. Uno de sus fracasos fue, precisamente, no haber podido con Noticias. Y creo que en el fondo eso le jode. El ego, digo. Porque con Página 12 revolucionó la lógica de los diarios, pero Veintitrés –más allá de detalles geniales de su impronta- lo quebró hasta en sus cuentas personales. Si Noticias corre sola en su género es, entre otras cosas, porque Lanata no supo competir. Y ojo, que no es una cuenta personal: yo era un pichi en Noticias cuando salió Veintiuno, que después fue Veintidós y Veintitrés después. Pero bueno, el fuerte de Lanata no es la planificación empresaria. Tampoco las revistas de actualidad dura.

¿Qué busca reflejar hoy Noticias como semanario?
A la sociedad argentina desde sus distintas variantes y sin complejos ni prejuicios. No hay tema que en Noticias sea impublicable, ni por conveniencia, ni por target, ni por elitismo ni vanguardismo. Aspiramos a seguir siendo críticos con todos, provocadores a riesgo de lo zarpado, rebeldes hasta de lo que nos pida un amigo como Lanata… Nuestra apuesta es por la inteligencia y el buen periodismo. O el mejor que nos dé el cuero.

¿Cuál creés que es la influencia de Noticias como constructor de agenda? ¿Por qué les cuesta imponer una noticia exclusiva que por ejemplo Lanata después hace suya y tiene tanto rebote, más allá del poder mediático que supone la televisión?
Es una cuestión de tamaños. Nuestro mundo gira alrededor de 100.000 personas. El rating televisivo de un programa de moda puede ser quince o veinte veces eso, y si te olvidás que ya pagaste el cable sentís que te llega gratis. De todos modos, el fuerte de Noticias nunca fue su circulación en comparación con la tele o con un diario como Clarín, sino su influencia a partir de su línea editorial, que es la única que puede hablar de todo sin compromiso de parte, simplemente porque su negocio empieza y termina en hacer Noticias. Y si no se hiciera así, dejaría de ser Noticias.

Por último, ¿cómo se trabaja en la revista? ¿Cómo es la organización entre redactores y editores, cuándo tiempo tienen para investigar un tema y cómo es lidiar con los cierres?
Tengo un equipo bárbaro. Somos cuarenta, además de colaboradores. Las secciones colaboran entre sí todo el tiempo. Qué sé yo: con los temas de salud de Cristina, Política trabajó todo el tiempo con Información General y la editora de Medicina. Las investigaciones pueden durar más o menos, según el tema. Vos decís que competimos con Lanata, pero en el mismo Lazarogate o en el Boudougate aportamos primicias importantes. La salud presidencial ha sido un fuerte tanto con Néstor como con CFK. El caso Schoklender, o el caso Tinelli-Cristóbal López… De todos modos, no la concebimos una revista de política, sino con política… Revalorizamos nuestro lema: “Entender cambia la vida”, porque creemos en eso, sobre todo en esta era de tantas complejidades.

(Entrevista publicada en el Número 3 de Revista Nuez Moscada)
http://issuu.com/nuezmoscada/docs/nuezmoscada3

http://i1.wp.com/revistanuezmoscada.com/wp-content/uploads/2015/03/zuninofoto.jpg?fit=1024%2C1024http://i1.wp.com/revistanuezmoscada.com/wp-content/uploads/2015/03/zuninofoto.jpg?resize=150%2C150NuezMoscadaEntrevistasLanata,Noticias,periodismo,zunino
Por Alexis Socco Aspiramos a seguir siendo críticos con todos, provocadores a riesgo de lo zarpado, rebeldes hasta de lo que nos pida un amigo”. Esa es la apuesta de Edi Zunino al frente de la revista más influyente de la Argentina. En esta entrevista, le cuenta a Nuez Moscada...

Comentar con Facebook